A principios de los años sesenta del pasado siglo, la Organización Internacional del Café (ICO) instituyó un código identificativo para cada país exportador que, seguido del código de exportador y del número de embarque, se estampa desde entonces en cada saco de café. Como pequeño homenaje a la historia del saco de café, Cafés El Magnífico quiere contribuir perpetuando esta ya tradicional numeración.
Nicaragua San Francisco
Cafés Excepcionales
El Diamante y San Francisco
Don Francisco y Blanca Nieve
Jinotega
Jinotega
1.350 - 1.470 m.s.n.m
Caturra, Maragogype, Maracaturra, Bourbon y Catuaí.
Lavado
0.48 € / taza de café

Nicaragua San Francisco

Desde 7,50 a 60,00

Limpiar
COSTE DE UNA TAZA DE CAFÉ EN CASA
¿Sabes lo que te cuesta un café de calidad preparado en casa?
Utilizando 8 grs. (media habitual) bebe una taza de este extraordinario café por 0,48 €)
LA FINCA
PROYECTO GOLDEN MOUNTAIN COFFEE GROWERS

Gold Mountain Coffee Growers es una empresa social de comercio directo que conecta a los caficultores de café de especialidad de alta taza directamente con tostadores de café. Ellos tienen su propia finca en Nicaragua que lleva el nombre de Finca Idealista y exportan e importan desde su finca enviando café a los tostaderos de café desde sus almacenes con sede en el Estados Unidos.

“Tratamos nuestras propias fincas y las de amigos productores como viñedos finos porque para mantener una empresa social próspera, todo depende de la calidad. Es por eso que tenemos un equipo profesionalizado armado con refractómetros y pulseras especiales para control de madurez, que literalmente supervisan las cestas de recolección. El resultado es un café excelente.” Afirma Benjamin Winer quien fundó, junto a su esposa, este maravilloso proyecto y quién vino a Cafés el Magnífico el mes de Julio del 2019 a presentar sus cafés y proyecto.


Los agricultores que forman parte como socios del proyecto reciben microcréditos y préstamos más grandes, así como asistencia técnica. Con este empoderamiento aumentan los rendimientos, expanden sus fincas, invierten en equipos de procesamiento y mantienen a sus familias. Golden Mountain Coffee Growers trabaja con comunidades y realiza proyectos para incluir en ellas agua corriente y bibliotecas en las escuelas y electricidad en los hogares. También están comprando el terreno de al lado de su finca que es un pequeño bosque para conservarlo bajo el sello de Rainforest y así proteger las especies en peligro de extinción que lo habitan. Por todo ello, se les otorgó el Premio a la Excelencia SCAE 2016 por su sostenibilidad.


Don Francisco y su mujer Blanca Nieve residen en las altas montañas de Jinotega donde producen un café de una calidad excepcional conservando, a su vez, el bosque que rodea sus fincas para así protegerlo. Estas se encuentran en una altitud alta y por lo tanto sus cafetos crecen a más bajas temperaturas recolectándose sus cerezas dos meses después que el promedio del país. Este microclima hace que la planta madure más lentamente absorbiendo de este modo todos los nutrientes y dando una taza más compleja y aromática. Golden Mountain Coffee Growers ha proporcionado a Don Francisco y Blanca Nieve financiación y ellos lo han invertido para aumentar su producción y también en comprar camiones de transporte para no tardar en bajar las cerezas a la estación de lavado, punto crítico en la calidad del procesamiento de los granos. A su vez, han podido mejorar la instalación de luz eléctrica y las infraestructuras de su finca.
BENEFICIO
Las cerezas son lavadas primero con agua y separadas por densidad, tras lo cual son despulpadas y el mucílago es eliminado por fermentación en tanques de agua. Este proceso dura de 24 a 36 horas dependiendo de las condiciones meteorológicas.

Una vez en pergamino, se seca cuidadosamente en secadoras parabólicas debido a las condiciones húmedas durante la temporada de recolección.
NOTA DE CATA
Fragancia a frutos secos y chocolate negro. Aroma a pan tostado. Cuerpo untuoso y sabor a crema dulce de avellanas.
ORIGEN
Mientras que muchos países centroamericanos fueron descubiertos como productores de café de especialidad durante los años ochenta, Nicaragua todavía era desconocida en la industria en ese momento. Las dificultades políticas y económicas durante este período, como las turbulentas dictaduras, las revoluciones sandinistas, la guerra civil y la era comunista, crearon un alto grado de inestabilidad política y corrupción, que afectó al sector productivo de Nicaragua, incluida la industria cafetera.
Durante el gobierno sandinista, el estricto control económico obligó a los agricultores a vender a precios muy bajos, lo que resultó en una incapacidad para reinvertir en sus fincas. Esto llevó la calidad de la producción de café a niveles bajos. Esto llegó a su fin con el gobierno sandinista, durante la década de 1990, cuando se celebraron elecciones libres. La paz asumió el control político y económico, y surgieron nuevos incentivos para que el capital fluyera hacia la industria del café.
Se han creado nuevos programas que han empujado a los caficultores hacia técnicas innovadoras de producción y procesamiento, elevando la calidad de su café y convirtiendo a Nicaragua en un actor importante en la industria del café especial.
La mayoría de los cafés de Nicaragua provienen de tres regiones dentro de las montañas centrales del norte: Jinotega, Matagalpa y Nueva Segovia. Jinotega es el mayor productor, seguido por Matagalpa y Nueva Segovia, y todos producen deliciosos cafés con características propias.
Nicaragua se adhirió al programa de la Taza de la Excelencia en 2002, lo que ayudó a la imagen internacional del país como productor de cafés de calidad. Nuestro director Salvador Sans participó en aquel concurso (también el 2012) y compró parte del lote ganador.