A principios de los años sesenta del pasado siglo, la Organización Internacional del Café (ICO) instituyó un código identificativo para cada país exportador que, seguido del código de exportador y del número de embarque, se estampa desde entonces en cada saco de café. Como pequeño homenaje a la historia del saco de café, Cafés El Magnífico quiere contribuir perpetuando esta ya tradicional numeración.
ECUADOR– LAS TERRAZAS DEL PISQUE
Cafés Excepcionales
Las Terrazas del Psique
Arnaud Causse
Pichincha
Cayambe
2.000 msnm
Caturra, Caturra Jaune, Bourbon, Tekisik, Pacamara, Pacas, Java…
Lavado SUELO: Volcánico
0,45 € / taza de café

ECUADOR– LAS TERRAZAS DEL PISQUE

Desde 7,00 a 56,00

Limpiar
COSTE DE UNA TAZA DE CAFÉ EN CASA
¿Sabes lo que te cuesta un café de calidad preparado en casa?
Utilizando 8 grs. (media habitual) bebe una taza de este extraordinario café por 0,45€
LA FINCA
“En mi granja en Las Tolas, intenté establecer una producción de café en medio de un bosque natural. Y todos los días, de una forma u otra, el bosque intenta matar el café. Mi idea con Las Terrazas del Pisque era diferente, porque allí traté de cultivar un bosque en medio del desierto para poder luego establecer el café” comenta Arnaud Causse, propietario de la finca Las Terrazas del Psiqué en Ecuador.

Las Terrazas del Pisque es la segunda finca de Arnaud, históricamente dedicada a la cría de vacas, que adquirió en 2012. Esta finca se encuentra en el lado del Pacífico de los Andes ecuatorianos a una altitud entre 1.700 y 2.100 msnm y presenta, un microclima árido y desértico. Al presentar un microclima con dificultades, Arnaud, decidió en primer lugar plantar un bosque para crear un microclima adecuado para los cafetos y para ello plantó más de 25 especies de árboles. Por lo tanto, la plantación está totalmente a la sombra de ingas, acacias, echadores, papayas, pomelos, limoneros, mandarines, aguacates, árboles de té, higueras, cipreses, fresnos, granados, eucaliptos…

No obstante, el nombre de la finca proviene del río "El Pisque" que pasa más abajo, formado por la nieve derretida del volcán Cayambe. La finca consta de 15 hectáreas y en ella se plantan las variedades: Caturra, Caturra Jaune, Bourbon Tekisik, Pacamara, Java y un híbrido de las Tolas que es una mutación ecuatoriana del Bourbon y plantas de variedades etíopes.

Las Terrazas por lo tanto, es un verdadero micro ecosistema porque también podemos encontrar las plantas de miel como la caléndula, el bálsamo de limón, el orégano y la lavanda con las que se producen los aceites esenciales y las abejas para la producción de miel. Las legumbres por otro lado, abastecen la finca como también, fijan nitrógeno en el suelo.
BENEFICIO
Después de recolectadas las cerezas son llevadas al beneficio húmedo donde pasan por una despulpadora para eliminar la mayor parte de su capa de piel y pulpa. El café es puesto en tanques de agua limpia donde se elimina cualquier resto de pulpa a través de 18 y 21h de fermentación. Este proceso además de “limpiar” el pergamino ayuda a convertir los azúcares en ácidos.

Posteriormente los granos son lavados para quitar de los residuos restantes; es la última etapa antes de desparramarlos en parihuelas elevadas para secarse al sol, durante unos días.
NOTA DE CATA
Fragancia a bombón, chocolate con leche, almendra tostada y piña. Aroma floral y a mermelada de frutas. Cuerpo sedoso. Sabor almendra, turrón y mermelada de fresa.
ORIGEN
El café llegó a Ecuador a mediados del siglo XIX y se sembró en la región de baja altitud de Manabí, que varía entre 500 y 700 msnm. La región sigue siendo el área más grande para la producción de Arábica, ya que produce alrededor del 50 por ciento del rendimiento de Arábica del país.

El café no se convirtió en una empresa comercial importante en Ecuador hasta fines de la década de 1920, cuando la industria del cacao se vio amenazada por una enfermedad. Incluso entonces, el café ha sido en gran medida una idea de último momento en la economía nacional, y la producción disminuyó considerablemente durante las crisis de precios de los años noventa.

La altitud del país varía desde el nivel del mar hasta más de 2,000 msnm, una amplia diferencia de terreno y clima que, combinada con los desafíos específicos asociados con su ubicación en el ecuador, ofrece desafíos únicos, pero no imposibles de superar . La cosecha selectiva es especialmente difícil: debido a la ubicación del país en el ecuador, el café debe ser cosechado durante todo el año. Una rama a menudo contendrá todas las etapas del ciclo de desarrollo del café en una: café verde, café maduro y flores lado a lado y esto obliga a un agricultor a mantener un poco de café, mientras se procesa y cosecha lo suficiente para la exportación, como también conduce a mayores costos de mano de obra debido al ciclo de recolección extendido.

Otro reto importante es el cambio climático. los cambios climáticos leves tienen un gran impacto en las tierras agrícolas ya sea por su altitud o por su proximidad al ecuador. Las áreas que están acostumbradas a ver la niebla en las mañanas y el sol por tarde están envueltas en niebla durante todo el día, lo que evita que el café en pergamino se seque bien en los patios. Las fincas que están acostumbradas a mucho sol en algunos casos, están viendo aumentos de temperaturas y exposición solar demasiado altas como para intentar producir la misma calidad que en años anteriores. La adaptación pues, es una necesidad imperativa para los agricultores.

Sin embargo, a partir de los primeros años del 2000, el auge de la especialidad que se está produciendo en la vecina Colombia e incluso en el norte de Perú inspiró a los productores de café ecuatorianos a invertir en buenas variedades de arábica, mejores prácticas, selección de productos maduros y mejor procesamiento.