A principios de los años sesenta del pasado siglo, la Organización Internacional del Café (ICO) instituyó un código identificativo para cada país exportador que, seguido del código de exportador y del número de embarque, se estampa desde entonces en cada saco de café. Como pequeño homenaje a la historia del saco de café, Cafés El Magnífico quiere contribuir perpetuando esta ya tradicional numeración.
COSTA RICA – EL COLORADO
Cafés Excepcionales
El Colorado
Patrica Dada y su hijo Dariush Barinju
Valle Central
Carrizal, Alajuela
1.750 m.s.n.m.
Caturra
Honey
0,48 € / taza de café

COSTA RICA – EL COLORADO

Desde 7,50 a 60,00

Limpiar
COSTE DE UNA TAZA DE CAFÉ EN CASA
¿Sabes lo que te cuesta un café de calidad preparado en casa?
Utilizando 8 grs. (medida habitual) bebe una taza de este extraordinario café por 0,48 €.
LA FINCA
La finca El Colorado, situada En Carrizal Alajuela, está arrendada por Patricia Dada y su hijo Dariush Barinju. La propiedad es de unas 50 hectáreas y fue adquirida en la década de 1960 por la familia Dada de la cual, Patricia es la tercera generación.

Al principio, este terreno se compró para la producción de leche y más tarde se planto en ella un huerto de cítricos. No fue hasta más tarde que la familia decidió plantar café y actualmente, el 30 por ciento de la finca está dedicado a la siembra de café de las variedades Caturra y una pequeña parcela de Geisha. Los huertos de tilos componen el otro 20 por ciento y el 50 por ciento restante se conserva, actualmente, como bosque.

Los suelos volcánicos, la abundancia de agua del río que atraviesa la finca y su elevación a 1.700 metros sobre el nivel del mar hacen que sea un lugar muy apropiado para el cultivo del cafeto. La asociación estratégica de Finca Colorado Springs con la cercana Hacienda Sonora les ha permitido exportar su café al mundo.
BENEFICIO
El mucílago de la cereza del café es pegajoso y viscoso, por lo que a veces se llama "miel" (honey). Durante el beneficio red honey, el café se seca con todo el mucílago que queda adherido al pergamino que encasilla la semilla. Las cerezas de café son recogidas, clasificadas, despulpadas, y luego se trasladan a patios o camas de secado durante dos o tres semanas.

Debido a que ocurre un poco de fermentación en el corto tiempo de secado del mucílago, los cafés procesados de esta manera presentan un poco más de acidez que los cafés Pulped Naturals (lavados a presión – muy común en Brasil), pero significativamente menos acidez que cafés lavados o naturales.
NOTA DE CATA
Fragancia dulce, crema de avellana y láctica. Aroma floral. Sabor a lima, piña y membrillo. Cuerpo denso.
ORIGEN
El café se plantó en Costa Rica a finales del siglo XVIII y fue el primer país centroamericano en tener una industria cafetalera plenamente establecida; en la década de 1820 el café era una importante exportación agrícola con gran importancia económica para la población.

En 1933, la asociación nacional de café, Icafe (Instituto del Café de Costa Rica), se estableció como una ONG diseñada para ayudar el desarrollo agrícola y comercial del mercado de café costarricense. Está financiado por un impuesto de exportación del 1.5% sobre todo café costarricense, que contribuye al presupuesto de $7 millones de la organización, utilizado para investigación científica en genética y biología de Arábica, patología vegetal, análisis de suelos y aguas y supervisión de la industria nacional del café. Entre otras cosas, Icafe existe para garantizar que los términos de contrato de cafés costarricenses aseguren que el agricultor reciba el 80% del precio FOB ("free on board", el punto en el que los riesgos de propiedad y precio se transfieren del agricultor/ vendedor al comprador).

Costa Rica contribuye con menos del 1% de la producción mundial de café, pero tiene una sólida reputación por producir cafés suaves de buena calidad. Una forma en que el país se ha diferenciado entre otras naciones productoras de café fue a través de la diversidad de tipos de beneficio y por ende perfiles de sabor, a pesar del tamaño geográfico relativamente pequeño del país.

El Valle Central está conformado por las provincias de San José, Heredia y Alajuela; es la región más poblada de Costa Rica y la sede de San José, su capital. Aquí es donde el café se cultivó por primera vez, antes de extenderse a las otras regiones productoras. El cultivo de café comenzó aquí durante la última década del siglo XVIII: la primera exportación de un quintal a Panamá se registró en 1820. El café y su exportación, principalmente a Europa, trajeron a Costa Rica el ferrocarril, el servicio postal, la prensa, la primera universidad, educación y la construcción del Teatro Nacional, entre otras estructuras.

Bajo la influencia de la cuenca del Pacífico, estas tierras privilegiadas disfrutan de estaciones húmedas y secas bien definidas, lo que favorece el establecimiento y el cultivo exitoso de la cereza. La región Central se extiende entre 900 y 1.600 metros sobre el nivel del mar. Sin embargo, el 80% de las áreas cafeteras se encuentran en altitudes entre 1.000 y 1.400 metros. La altitud y los factores climáticos afectan el tamaño y la dureza de la cereza e influyen en la calidad de la bebida, en particular su acidez.

El suelo de esta región tiene una leve acidez tropical, como resultado de su enriquecimiento con cenizas volcánicas. La abundancia de materias orgánicas favorece la distribución adecuada de las raíces, la humedad y la buena oxigenación. Esta combinación de condiciones energiza el cafeto y es uno de los muchos factores que contribuyen a la excelente calidad del café costarricense. Hemos encontrado algunos de los mejores cafés de beneficio Natural (No Lavado) en esta región.