A principios de los años sesenta del pasado siglo, la Organización Internacional del Café (ICO) instituyó un código identificativo para cada país exportador que, seguido del código de exportador y del número de embarque, se estampa desde entonces en cada saco de café. Como pequeño homenaje a la historia del saco de café, Cafés El Magnífico quiere contribuir perpetuando esta ya tradicional numeración.
Café HACIENDA SONORA Microlote Natural
Costa Rica
05
Hacienda Sonora
Alberto y Diego Guardia
Valle Central
Alajuela, Grecia
1.200 msnm
Villa Sarchí
No Lavado
0,45 € / taza.

Café HACIENDA SONORA Microlote Natural

Desde 14,00 a 56,00

Limpiar
COSTE DE UNA TAZA DE CAFÉ EN CASA
¿Sabes lo que te cuesta un café de calidad preparado en casa?
Utilizando 8 grs. (medida habitual) bebe una taza de este extraordinario café por 0,45 €.

Nuestra colaboradora Cássia Martinez ha visitado la finca en Mayo de 2013 durante la semana del concurso de la Taza de la Excelencia donde participaba como juez internacional por primera vez. Puede afirmar que Diego y Alberto tienen un esmero sin tamaño por sus cafetos y sus trabajadores, una dedicación que está reflejada en el perfil de taza y en la calidad de vida de la gente involucrada en este trabajo.
LA FINCA
CERTIFICACIONES: Comercio Justo
Durante más de 50 años, la familia Guardia ha estado produciendo cafés en su finca; Hacienda Sonora, ubicada en las fértiles estribaciones del famoso volcán Poás en el Valle Central de Costa Rica, un bosque en gran parte intacto. La preservación de la selva es importante para la familia Guardia, ya que permiten que el bosque crezca y meandre por entre los cafetos. Esto permite que las cerezas obtengan suficiente humedad para desarrollarse y madurar bajo el refugio protector de los árboles. Este método de cultivo se llama Shade Grown y es una de las formas más ecológicas de cultivar café.

La finca y el beneficio cubren aproximadamente 100 hectáreas. Esta superficie está dividida en 45 hectáreas de cafetales sombreados, 35 hectáreas de reserva forestal silvestre y 20 hectáreas de plantaciones de caña de azúcar. En Hacienda Sonora, las plantas de café están rodeadas de árboles exóticos y otras vegetaciones. Esta biodiversidad ayuda mucho a las plantas al mejorar la composición del suelo volcánico rico en agua.

Su propio beneficio de café está construido en el corazón de la finca, al lado de un molino de caña de azúcar tradicional de 150 años que se conserva intacto. Gracias al diverso ecosistema de la finca, muchas especies diferentes de aves y animales buscan refugio en su tierra. Sonora tiene 25 empleados fijos y puede emplear hasta 140 trabajadores durante la cosecha. Actualmente tienen 10 varietales en producción y se enfocan sobretodo en el procesamiento de en Black Honeys y Naturales. A pedido especial también hacen: Lavados (Fully Washed), Yellow Honey, Red Honey y Doble Lavado.

Una característica especial de la finca es que toda la energía que consumen es 100% renovable y se produce en la propia finca con una turbina Pelton, impulsada por la energía hidroeléctrica de un arroyo. Esta energía es suministrada al beneficio de cafés y proporciona electricidad gratuita a todas las personas que viven y trabajan en la finca. Hacienda Sonora también paga salarios de comercio justo a todos sus trabajadores, lo que contribuye al bienestar de la comunidad local.

Este año traemos de ellos el Villa Sarchí. Este varietal es una mutación natural de Bourbon, con una mutación de un solo gen que hace que la planta se vuelva más pequeña (enanismo). Se descubrió por primera vez en Costa Rica durante los años 50 y 60 pero no se cultiva ampliamente fuera del país. Aquí, Villa Sarchí se ha adaptado perfectamente al clima local.
BENEFICIO
Este café se procesa naturalmente. Esto significa que después de la cosecha las cerezas maduras, incluida la pulpa de la fruta, se extienden en un patio bajo los rayos de sol antes de que se elimine sus capas envolventes. Esto permite que la cereza absorba todo el sabor y la dulzura de la fruta. Por lo tanto, sus características son afrutadas, dulzonas y con un cuerpo denso.

Al tener su propio beneficio, y procesar únicamente sus propio café, Hacienda Sonora controla la calidad de su café de la planta al saco.

Luego los granos secos son almacenados para permitir que la humedad y los aromas se asienten. Finalmente regresan al beneficio donde el pergamino es removido para que sea clasificado por tamaño, peso, densidad y color y así esté finalmente listo para la exportación.
NOTA DE CATA
Fragancia increíble a naranja confitada, salsa de setas, umami y muy dulce. Aroma especiado y envolvente. Cuerpo redondo, sabores a plátano frito y higos, final a canela.
ORIGEN
El café se plantó en Costa Rica a finales del siglo XVIII y fue el primer país centroamericano en tener una industria cafetalera plenamente establecida; en la década de 1820 el café era una importante exportación agrícola con gran importancia económica para la población.

En 1933, la asociación nacional de café, Icafe (Instituto del Café de Costa Rica), se estableció como una ONG diseñada para ayudar el desarrollo agrícola y comercial del mercado de café costarricense. Está financiado por un impuesto de exportación del 1.5% sobre todo café costarricense, que contribuye al presupuesto de $7 millones de la organización, utilizado para investigación científica en genética y biología de Arábica, patología vegetal, análisis de suelos y aguas y supervisión de la industria nacional del café. Entre otras cosas, Icafe existe para garantizar que los términos de contrato de cafés costarricenses aseguren que el agricultor reciba el 80% del precio FOB ("free on board", el punto en el que los riesgos de propiedad y precio se transfieren del agricultor/ vendedor al comprador).

Costa Rica contribuye con menos del 1% de la producción mundial de café, pero tiene una sólida reputación por producir cafés suaves de buena calidad. Una forma en que el país se ha diferenciado entre otras naciones productoras de café fue a través de la diversidad de tipos de beneficio y por ende perfiles de sabor, a pesar del tamaño geográfico relativamente pequeño del país.

El Valle Central está conformado por las provincias de San José, Heredia y Alajuela; es la región más poblada de Costa Rica y la sede de San José, su capital. Aquí es donde el café se cultivó por primera vez, antes de extenderse a las otras regiones productoras. El cultivo de café comenzó aquí durante la última década del siglo XVIII: la primera exportación de un quintal a Panamá se registró en 1820. El café y su exportación, principalmente a Europa, trajeron a Costa Rica el ferrocarril, el servicio postal, la prensa, la primera universidad, educación y la construcción del Teatro Nacional, entre otras estructuras.

Bajo la influencia de la cuenca del Pacífico, estas tierras privilegiadas disfrutan de estaciones húmedas y secas bien definidas, lo que favorece el establecimiento y el cultivo exitoso de la cereza. La región Central se extiende entre 900 y 1.600 metros sobre el nivel del mar. Sin embargo, el 80% de las áreas cafeteras se encuentran en altitudes entre 1.000 y 1.400 metros. La altitud y los factores climáticos afectan el tamaño y la dureza de la cereza e influyen en la calidad de la bebida, en particular su acidez.

El suelo de esta región tiene una leve acidez tropical, como resultado de su enriquecimiento con cenizas volcánicas. La abundancia de materias orgánicas favorece la distribución adecuada de las raíces, la humedad y la buena oxigenación. Esta combinación de condiciones energiza el cafeto y es uno de los muchos factores que contribuyen a la excelente calidad del café costarricense. Hemos encontrado algunos de los mejores cafés de beneficio Natural (No Lavado) en esta región.
del café costarricense. Hemos encontrado algunos de los mejores cafés de beneficio Natural (No Lavado) en esta región.