A principios de los años sesenta del pasado siglo, la Organización Internacional del Café (ICO) instituyó un código identificativo para cada país exportador que, seguido del código de exportador y del número de embarque, se estampa desde entonces en cada saco de café. Como pequeño homenaje a la historia del saco de café, Cafés El Magnífico quiere contribuir perpetuando esta ya tradicional numeración.
Café Olhos D’Água
Brasil
02
Olhos d’Água
Julio Antonio de Oliveira y Julio Otávio
Cerrado Mineiro
Patrocínio
1.093 msnm
Catuaí Rojo y Mundo Novo
No Lavado
0.24 €. / taza

Café Olhos D’Água

Desde 7,50 a 30,00

Limpiar
COSTE DE UNA TAZA DE CAFÉ EN CASA
¿Sabes lo que te cuesta un café de calidad preparado en casa?
Utilizando 8 grs. (medida habitual) bebe una taza de este extraordinario café por 0,24 €.
LA FINCA
El padre de Julio Antonio, Sebastião Carlos de Oliveira, heredó una pequeña finca en 1970 y comenzó a plantar café. Padre e hijo trabajaron tanto en su propia finca como en la de sus vecinos, y Julio se hizo cargo de su padre hasta su muerte. Julio Antonio continuó trabajando su propiedad, ubicada en la ciudad de Patrocinio, e incrementó la calidad del café y el número de hectáreas plantadas, a pesar de muchas dificultades.

En 2010, en busca de un mejor mercado, Julio Antonio se unió a la asociación Fairtrade APPCER, Asociación de Pequeños Productores de Cerrado Mineiro. Con el apoyo de la asociación, Fazenda Olhos d’Agua instaló un patio de concreto, compró un tractor y se capacitó sobre el control de calidad pos cosecha.

Cuando se le preguntó sobre el paso más importante en la producción de la calidad del café, Julio Antonio respondió que todos los procesos son importantes, desde la gestión del cultivo hasta la del descascarillado del pergamino. Hoy, Julio se enorgullece de contar con el apoyo de su propio hijo, Julio Otávio, quien está estudiando agronomía para seguir los pasos de su padre. Olhos d’Água tiene 15 hectáreas con café y una temperatura promedio anual de 23˚C.

BENEFICIO
En las instalaciones de beneficamiento, las cerezas se clasifican por color y densidad: las cerezas verdes se reservan para los lotes de café de menor calidad y las cerezas maduras se mueven hacia adelante como lotes diferenciados. La finca utiliza canales para clasificar las cerezas flotantes que indican cerezas menos densas con granos formados incorrectamente en el interior. Las cerezas maduras rojas o amarillas que se hunden en el fondo de los canales son las más deseables, y luego se transfieren a patios de secado.

Los cafés ‘naturalmente’ procesados, como el Olhos d’Água, se secan con la cereza completa. Esto permite que la capa azucarada de pectina debajo de la piel de la cereza se absorba por las semillas (granos de café) a medida que se secan, agregando dulzor y cuerpo en la taza final.


NOTA DE CATA
Fragancia a salsa agridulce, fruta de hueso y algo vinoso. Aroma muy floral. Jugosísimo, zumo de fruta tropical, acidez compleja, delicado, chocolate con leche, violeta y rosa.
ORIGEN
La región del Cerrado Mineiro, ubicada al noroeste del estado de Minas Gerais, es un origen de café de alta calidad reconocido mundialmente y es la primera “Indicación Geográfica Protegida (IGP)” en Brasil. Una característica importante de esta región son sus estaciones bien definidas: un verano cálido y húmedo seguido de un invierno agradablemente seco. Minas Gerais es el principal estado agrícola de Brasil, y el Cerrado es el hogar de muchas de las haciendas cafetaleras más establecidas del país, con experiencia en la siembra, cosecha, secado y clasificación.

Las fincas de café Cerrado se cultivan en áreas con elevaciones que varían entre 800 y 1.300 metros y son conocidas por producir consistentemente cafés de alta calidad. Independiente del tamaño de la finca, el espíritu de profesionalismo está presente en los productores de café de Cerrado. El espíritu empresarial es parte del ADN de los agricultores, y muchos caficultores son productores de segunda o tercera generación que también tienen títulos en ingeniería agronómica y administración de empresas. Si bien cada narrativa familiar es diferente, Cerrado se caracteriza por una actitud emprendedora.

En el Cerrado Mineiro, hay 210.000 hectáreas en producción, 102.000 de las cuales están certificadas por el programa de Denominación de Origen, y 68.000 hectáreas utilizan sistemas de riego. Los 4.500 caficultores del área producen un promedio combinado de 5 millones de sacos por cosecha, con un promedio de 35 sacos por hectárea. El café de Cerrado Mineiro representa el 12,7% de la producción brasileña y el 24,5% de la producción de Minas Gerais. El estado de Minas Gerais es la mayor zona cafetalera de Brasil, representa casi el 50% de la producción del país y es una de sus principales fuentes de café especiales. El área de cultivo de café es la asombrosa cifra de 1.006.800 hectáreas.

Muchas fincas del Cerrado forman parte de cooperativas o asociaciones de productores. Los caficultores aquí siguen las últimas investigaciones y desarrollos en estrategias de producción, como las variedades híbridas desarrolladas por universidades e instituciones de investigación brasileñas.