A principios de los años sesenta del pasado siglo, la Organización Internacional del Café (ICO) instituyó un código identificativo para cada país exportador que, seguido del código de exportador y del número de embarque, se estampa desde entonces en cada saco de café. Como pequeño homenaje a la historia del saco de café, Cafés El Magnífico quiere contribuir perpetuando esta ya tradicional numeración.
CAFÉ LA DIOSELINA
Colombia
03
Buenos Aires
Dioselina Piñeros
Cundinamarca
Anolaima
1.600 msnm
Castillo
Honey
0,75 €. / taza

CAFÉ LA DIOSELINA

Desde 22,50 a 90,00

Limpiar
COSTE DE UNA TAZA DE CAFÉ EN CASA
¿Sabes lo que te cuesta un café de calidad preparado en casa?
Utilizando 8 grs. (medida habitual) bebe una taza de este extraordinario café por 0,75 €.
LA FINCA
La Finca Buenos Aires de Dioselina Piñeros forma parte del proyecto de La Palma y el Tucán, formado por Felipe Sardi y Elisa María Madriñan. Ambos son productores y especialistas en procesamiento de excelentes cafés colombianos ubicados en su región con en microclima único en la cordillera oriental de los Andes.
Han ideado un modelo de relación de café sostenible que ayuda a los pequeños agricultores a producir café de la mejor calidad con las variedades tradicionales colombianas (Caturra, Castillo, Colombia, Typica y Bourbon). El equipo de la Palma y el Tucán ha identificado más de 200 familias productoras dentro de un radio de 10km alrededor de su finca de las cuales, ellos, procesan las cerezas de café y controlan el proceso. Todo ello está diseñado para ofrecer a sus vecinos varios tipos de beneficios diferentes (monetarios y no monetarios). A su vez, también realizan todo ello a partir de prácticas innovadores que protegen el ecosistema.
Dentro de estas 200 familias, encontramos el café de la Finca Buenos Aires cuya propietaria era Dioselina Piñeros. Desafortunadamente, Dioselina nos dejó este pasado Octubre y debido a ello hemos decidido honrarla poniendo su nombre al café y no el de su finca.
BENEFICIO
El mucílago de la cereza del café es pegajoso y viscoso, por lo que a veces se llama "miel" (honey). Durante el beneficio red honey, el café se seca con todo el mucílago que queda adherido al pergamino que encasilla la semilla. Las cerezas de café son recogidas, clasificadas, despulpadas, y luego se trasladan a patios o camas de secado durante dos o tres semanas.

Debido a que ocurre un poco de fermentación en el corto tiempo de secado del mucílago, los cafés procesados de esta manera presentan un poco más de acidez que los cafés Pulped Naturals (lavados a presión – muy común en Brasil), pero significativamente menos acidez que cafés lavados o naturales.




NOTA DE CATA
Fragancia penetrante, dulce y afrutada. Papaya y guava. Cuerpo redondo. Sabor a vino natural, kombucha y acidez láctica.
ORIGEN
El tamaño de Colombia por sí solo sin duda contribuye a los diferentes perfiles que expresan sus 20 departamentos cafetaleros (de un total de 32) en la taza, pero incluso dentro de las regiones de cultivo hay variaciones abundantes debido a los microclimas creados por el terreno montañoso, los patrones de viento, la proximidad al ecuador, y, por supuesto, las diferencias en variedades y técnicas de procesamiento.
Las regiones del norte del país (por ejemplo, Santa Marta y Santander), con sus temperaturas más altas y altitudes más bajas, ofrecen cafés con mucho cuerpo con menos brillo; El "cinturón de café" central con Antioquia, Caldas y Quindío, entre otros, donde se encuentra la mayor parte de la producción del país, produce los tipos de "mezclas para el desayuno" de fácil consumo, con un sabor suave y una gran dulzura pero baja acidez. Los departamentos del sudoeste de Nariño, Cauca y Huila tienden a tener fincas de mayor altitud, lo que se traduce en una acidez más compleja y una mayor floralidad en los perfiles.
Cundinamarca es el departamento que rodea a la ciudad de Bogotá, una de las capitales más altas del mundo (2.652msnm).