A principios de los años sesenta del pasado siglo, la Organización Internacional del Café (ICO) instituyó un código identificativo para cada país exportador que, seguido del código de exportador y del número de embarque, se estampa desde entonces en cada saco de café. Como pequeño homenaje a la historia del saco de café, Cafés El Magnífico quiere contribuir perpetuando esta ya tradicional numeración.
Café JARAMA
Ruanda
28
Jarama | ESTACIÓN DE LAVADO: Morundo
Umwizeye Furaha
Lago Kivu
Nyamasheke
2.000 msnm
Bourbon
Lavado
0,32 €. / taza

Café JARAMA

Desde 10,00 a 40,00

Limpiar
COSTE DE UNA TAZA DE CAFÉ EN CASA
¿Sabes lo que te cuesta un café de calidad preparado en casa?
Utilizando 8 grs. (medida habitual) bebe una taza de este extraordinario café por 0,32 €
LA FINCA
Establecida desde 2009, Jarama es una de las tres fincas propiedad de la empresaria ruandesa Umwizeye Furaha. Es la que está ubicada a mayor altitud de las tres fincas, situada en las laderas a lo largo de las orillas del Lago Kivu en el distrito de Nyamasheke. Originalmente Furaha arrendaba una estación de lavado cercana llamada Morundo, pero a principios de 2016 compró esta estación para el beneficiamento de todos sus cafés.

La mayoría de los agricultores en Ruanda son pequeños propietarios con entre 250 y 300 cafetos, mientras que en las tres fincas que conforman el Cinturón Kivu hay aproximadamente 92.000 árboles de café. Esta región de Ruanda es conocida por sus altitudes más altas y su suelo volcánico que ayuda en la producción de cereza.
BENEFICIO
Los cafés cultivados en Jarama se benefician en la estación de lavado de Morundo, cuyos empleados son muy competentes y tienen rutinas muy estrictas para la recepción y clasificación de las cerezas. Se clasifican inicialmente a mano y luego se colocan en un tanque de agua antes del despulpado para la eliminación de los flotadores.

El clima durante la mayor parte de la temporada en Ruanda es relativamente frío, lo que ayuda a controlar el proceso de fermentación. Aquí se utiliza una despulpadora Aagard de 3 discos para eliminar la piel y la pulpa. El café se fermenta durante la noche, después de la cual el pergamino se clasifica y se lava en canales. Este proceso separa el pergamino en dos grados según su densidad.

Después del lavado, la cereza es clasificada una vez más y se comprueba si hay defectos en las mesas de secado previo mientras el pergamino aún está húmedo, antes de colocarla en las mesas de secado final. El pergamino se seca en parihuelas elevada durante un máximo de 21 días, y se cubre con una red de sombra durante el sol intenso del mediodía, o la lluvia y durante la noche


NOTA DE CATA
Fragancia a helado de coco y mango. Aroma muy dulce y fresco, alimonado, mermelada de naranja y limón juntos. Súper jugoso, recubre todo el paladar, chispeante, dulce y complejo.
ORIGEN
Introducido en 1904 por misioneros alemanes, el café en Ruanda tiene una historia importante. Allí, el clima, la altitud y la preeminencia de la variedad Bourbon le otorgan unas cualidades en taza inigualables.

A principio de la década de los 90 era su producto de exportación más lucrativo: salían del país unas 45 mil toneladas que daban sustento a muchísimos pequeños agricultores. En 1994, un tremendo genocidio acabó con las vidas de casi un millón de personas y destruyó la economía de Ruanda al eliminar gran parte del conocimiento especializado necesario para cultivar y exportar con éxito.
Hoy, este país produce menos de la mitad de café que exportó en 1990. Sin embargo, pese a los trágicos acontecimientos que han sacudido su historia reciente, Ruanda conserva su enorme potencial en el sector del café.

Con el fin de reconstruir las instituciones agrícolas, la capacidad de producción y el capital humano, se ha diseñado en el año 2000 el Plan de Ayuda PEARL (The Partnership for Enhancing Agriculture in Rwanda through Linkages). Así, los pequeños caficultores pueden vender directamente a los expertos compradores de estos cafés especiales recibiendo altos precios por su excepcional producto.

Hoy aproximadamente 420.000 personas están relacionadas directa o indirectamente a la industria del café. Los precios del café de calidad son más estables que los precios del café comercial, con lo cual se ha mejorado la calidad de vida de muchos caficultores y sus familias. Además, el café también aporta a la reconciliación de las etnias principales: Hutus y Tutsis; ya que los hemos visto trabajando juntos, hombro con hombro, para producir más y mejor café.