A principios de los años sesenta del pasado siglo, la Organización Internacional del Café (ICO) instituyó un código identificativo para cada país exportador que, seguido del código de exportador y del número de embarque, se estampa desde entonces en cada saco de café. Como pequeño homenaje a la historia del saco de café, Cafés El Magnífico quiere contribuir perpetuando esta ya tradicional numeración.
Café EL RECUERDO
Costa Rica
05
El Recuerdo
-
Dota Tarrazú
Tobosi
1.450 – 1.650 msnm
Bourbon Rojo
No Lavado | SUELO: Sedimentario y ácido
0,35 € / taza.

Café EL RECUERDO

Desde 11,00 a 44,00

Limpiar
COSTE DE UNA TAZA DE CAFÉ EN CASA
¿Sabes lo que te cuesta un café de calidad preparado en casa?
Utilizando 8 grs. (medida habitual) bebe una taza de este extraordinario café por 0,35 €.
LA FINCA
La finca y beneficio El Recuerdo tiene como objetivo no solo poder procesar cafés de su propia plantación (120 hectáreas), sino también comprar y procesar cerezas de fincas cercanas, mejorar la calidad y mejorar precios y atributos de cata. El café es cultivado bajo la sombra de plantas nativas, y orégano, albahaca, y limoncillo también se plantan alrededor de los cafetos para promover la biodiversidad.
BENEFICIO
En El Recuerdo, el café es recogido y esparramado en parihuelas elevadas el mismo día para comenzar el proceso de secado que dura entre 22-24 días, dependiendo del clima. En el beneficio Natural (No Lavado) los frutos no pasan por el despulpador ni el desmucilaginador, siendo este proceso uno de los más complicados de realizar ya que depende en gran medida de la maduración del fruto, de las condiciones de secado y el tiempo del mismo. El fin de este proceso es impregnar a la semilla de la mayor cantidad de azúcares posibles contenidos en la cereza, para que estos den una taza muy compleja de sabor.

Además usan un sistema de invernadero para secar de manera más eficiente aunque la recolección coincide con la estación seca que permite una maduración uniforme, fruta de alta calidad y un secado apropiado.
NOTA DE CATA
Fragancia a perfume masculino y dulzón. Aroma a bombón de licor de cereza, chuchería, bollería. Sabor a tutti frutti, vainilla, frutas tropicales y denso en boca.
ORIGEN
El café se plantó en Costa Rica a finales del siglo XVIII y fue el primer país centroamericano en tener una industria cafetalera plenamente establecida; en la década de 1820 el café era una importante exportación agrícola con gran importancia económica para la población.

En 1933, la asociación nacional de café, ICAFE (Instituto del Café de Costa Rica), se estableció como una ONG diseñada para ayudar el desarrollo agrícola y comercial del mercado de café costarricense. Está financiado por un impuesto de exportación del 1.5% sobre todo café costarricense, que contribuye al presupuesto de $7 millones de la organización, utilizado para investigación científica en genética y biología de Arábica, patología vegetal, análisis de suelos y aguas y supervisión de la industria nacional del café. Entre otras cosas, Icafe existe para garantizar que los términos de contrato de cafés costarricenses aseguren que el agricultor reciba el 80% del precio FOB ("free on board", el punto en el que los riesgos de propiedad y precio se transfieren del agricultor/ vendedor al comprador).

Costa Rica contribuye con menos del 1% de la producción mundial de café, pero tiene una sólida reputación por producir cafés suaves de buena calidad. Una forma en que el país se ha diferenciado entre otras naciones productoras de café fue a través de la diversidad de tipos de beneficio y por ende perfiles de sabor, a pesar del tamaño geográfico relativamente pequeño del país.

Protegida por cordilleras en la vertiente del Pacífico, la región de Tarrazú es santuario de aves místicas y de bosque y productora de uno de los mejores cafés que se siembra en pequeños valles y laderas de montañas. La caficultura es la actividad fundamental para el desarrollo socio económico de la región.

Tarrazú representa casi el 35% de la producción total de café en Costa Rica. Las altitudes de 1.200 - 1.900m producen algunos de los perfiles de café más complejos de Costa Rica. Esta región ha sido la cuna de algunos de los avances más impresionantes de beneficio de café en el país, cuyo resultado es cafés muy nítidos. En Tarrazú se cultiva en alrededor de 22.000 hectáreas compuestas por pequeñas fincas con un tamaño promedio de 2.5 hectáreas.

El café ha sido cultivado en Costa Rica desde 1779. Actualmente las regiones que producen las mejores calidades son Tarrazú, West Valley y el Valle Central. En la última década la producción de café ha sido amenazada debido a un boom inmobiliario, convirtiendo fincas de cafés en suelo urbanizable. San José, la capital, está justo en el corazón del Valle Central, donde se encuentran casas privadas junto a las fincas de café. El valor de estas tierras ahora se ha disparado.