A principios de los años sesenta del pasado siglo, la Organización Internacional del Café (ICO) instituyó un código identificativo para cada país exportador que, seguido del código de exportador y del número de embarque, se estampa desde entonces en cada saco de café. Como pequeño homenaje a la historia del saco de café, Cafés El Magnífico quiere contribuir perpetuando esta ya tradicional numeración.
Café AMBELA
Etiopia
10
Ambela
6.000 pequeños caficultores
Sidama, Guji
Binitu Ambela
1.900 – 1.980 msnm
Variedades endémicas
Lavado
0.29 €. / taza

Café AMBELA

Desde 9,00 a 36,00

Limpiar
COSTE DE UNA TAZA DE CAFÉ EN CASA
¿Sabes lo que te cuesta un café de calidad preparado en casa?
Utilizando 8 grs. (medida habitual) bebe una taza de este extraordinario café por 0.29 €.
LA FINCA
ESTACIÓN DE LAVADO
La estación de lavado de Ambela proporciona ingresos a 6.000 pequeños caficultores que viven en el distrito de Binitu Ambela, en la zona de Guji, al sur de Sidama. Los cafetos se cultivan bajo árboles de sombra natural en propiedades conocidas en Etiopía como jardines. Los productores trabajan juntos para recoger las cerezas maduras antes de llevarlas a la estación de lavado. Después de la temporada de café, estos pequeños agricultores siembran cultivos como el maíz y el banano falso (ensete) que mantienen el sustento de sus familias durante los demás meses del año.
El varietal
Variedades Endémicas ¿por qué el nombre genérico? Se estima que hay entre seis y diez mil variedades de café en Etiopía, y, debido a esta figura colosal, no se han realizado pruebas genéticas de todas ellas para permitir que los compradores distingan cada variedad. Con la polinización cruzada que ocurre naturalmente en la naturaleza, existe el nombre "Ethiopia Heirloom" (Herencia Etíope) como una ‘frase’ que lo abarca todo para describir esta eventualidad. Sin embargo, eso hace que los cafés etíopes sean todo un misterio, ya que, cada pueblo podría tener una variedad diferente con propiedades muy singulares.
BENEFICIO
Los cafés lavados se centran únicamente en el grano. Te permiten saborear lo que está dentro, no lo que está fuera. Dependen casi en un 100% de que el grano haya absorbido suficientes azúcares y nutrientes naturales durante su ciclo de crecimiento. Esto significa que la variedad, el suelo, el clima, la madurez, la fermentación, el lavado y el secado sean absolutamente claves.
En noviembre los agricultores comienzan a cosechar las cerezas maduras y a entregarlas a la estación de lavado de Ambela. Allí, los lotes de café se lavan con agua de río, usando una máquina Agard, sin el uso de removedor de mucílago. Luego, el café se fermenta 36-48 horas en uno de los 14 tanques de fermentación, complementando la acidez encontrada en la taza.
Después de este proceso, el café lavado se seca en parihuelas elevadas durante 10 días y luego se pone en mesas de secado durante 21 días. En este punto, están listos para ser entregados a la ciudad de Yirgacheffe.

NOTA DE CATA
Fragancia a mango con chocolate, coco, piñones y un punto vegetal muy agradable. Aroma a mantequilla y clavo de olor. Muy dulce con notas a cereza.
ORIGEN
Etiopía es ampliamente conocida como la cuna del café. Ya en el siglo X, los etíopes atravesaban las montañas comiendo las cerezas rojas de los árboles de cafés silvestres. Es desde esta planta indígena que el café Arábica se propaga a nivel mundial.
Etiopía es el primer productor de café en África y el sexto en el mundo. Ello representa casi el 70% de sus ingresos en exportación y emplea aproximadamente a 15 millones de etíopes. Hay una cosecha principal al año que tiene lugar entre Noviembre y Febrero. Más de la mitad del café de Etiopía es producido en pequeñas parcelas de tierra alrededor de la casa del caficultor conocida como el 'jardín de café'. Sólo el 5% del café etíope es producido en grandes propiedades y tienden a ser plantaciones de baja altitud al oeste del país. Etiopía hace uso de ambos beneficios, lavado y natural, con una gran variedad de cultivares produciendo algunos de los más magníficos y singulares cafés del mundo.
Nuestras colaboradoras Claudia Sans y Cássia Martinez han visitado la zona de Guji en su último viaje a Etiopía en Noviembre de 2017. Han podido verificar desde cerca el esmero en el cultivo de los cafetos, la situación de las fincas y el cuidado en las estaciones de lavado.