A principios de los años sesenta del pasado siglo, la Organización Internacional del Café (ICO) instituyó un código identificativo para cada país exportador que, seguido del código de exportador y del número de embarque, se estampa desde entonces en cada saco de café. Como pequeño homenaje a la historia del saco de café, Cafés El Magnífico quiere contribuir perpetuando esta ya tradicional numeración.
Burundi Gakenke
Burundi
27
Gakenke
varios productores de la zona- Greenco
Kayanza
Garate
1.500 - 1.800 m.s.n.m
Bourbon
Lavado
0.29 € / taza de café

Burundi Gakenke

Desde 9,00 a 36,00

Limpiar
COSTE DE UNA TAZA DE CAFÉ EN CASA
¿Sabes lo que te cuesta un café de calidad preparado en casa?
Utilizando 8 grs. (media habitual) bebe una taza de este extraordinario café por 0,29 €
LA FINCA
La estación central de lavado Gakenke se construyó en el año 1991y con 224 parihuelas elevadas de secado puede procesar hasta 750 toneladas métricas de café por temporada. El beneficio tiene 2 tanques de flotación, 10 tanques de fermentación y 2 de remojo.
Está formada por 2.685 miembros de caficultores registrados, distribuidos en 22 colinas en la comunidad de Gatare, provincia de Kayanza. Estos caficultores se organizan en grupos de 30 personas encabezados por un líder productor para de este modo, facilitar la comunicación. Cada uno de ellos provee un promedio de 250 árboles de café. En Burundi, los beneficios húmedos generalmente pueden llegar a los agricultores en un radio de 3 km. Si la estación de lavado se encuentra demasiado lejos, los caficultores venderán a intermediarios, a menudo en desventaja. Para poder evitar todo esto, Gakenke y otras estaciones de lavado centrales (conocido en inglés con las siglas CWS) de Greenco tienen 12 centros de recolección. Estos centros les permiten llegar hasta una distancia de 9km sin comprometer de este modo la calidad.

GREENCO

Greenco es una compañía que supervisa y estructura estaciones de lavado en la provincia de Kayanza, Burundi brindando apoyo tanto a la estación como a los productores, y todo el proceso de producción. Comenzaron su proyecto en el 2015 y desde entonces han sido líderes de todas las competiciones de la Taza de la Excelencia en Burundi. Actualmente, Greenco tiene 13 estaciones de lavado ubicadas en Kayanza. El funcionamiento es el siguiente: los productores reciben el apoyo de los gerentes de las Estaciones Centrales de Lavado de Greenco los cuales son todos ingenieros agronómicos. El impacto general se extiende a más de 15.210 hogares productores de café.
Greenco trabaja con jóvenes graduados en agronomía para brindar capacitación a los agricultores y administrar las CWS. Los agrónomos a su vez, recibieron capacitación adicional de la Fundación Kahawatu de la ONG sobre las mejores prácticas agrícolas (BAP).
Además de mejorar la calidad y la productividad, se esfuerzan en mejorar las condiciones socioeconómicas y ambientales alrededor de las estaciones de lavado. Todas ellas tienen certificación UTZ y 4C y uno de sus puntos de enfoque es construir una cadena de suministro eficiente alrededor. Están además, comprando el 93% de sus cerezas directamente de los caficultores a través de centros de recolección para mejorar el precio de salida de los productores.
También organizan capacitaciones para grupos sobre diversos aspectos sociales, como también tienen muy en cuenta la administración ambiental.

BENEFICIO
Todo el café es cosechado selectivamente a mano. La mayoría de las familias solo tiene de 200 a 250 árboles productores de café, y la recolección se realiza casi en su totalidad por la familia propietaria del jardín.
Los pequeños productores llevan sus cerezas directamente a una estación central de lavado (CWS) o a uno de los 12 sitios de recolección ubicados en las áreas de cultivo. A los caficultores se les paga lo mismo por su cereza de calidad, independientemente de donde las traigan.
Después de ser entregadas se pasan por los primeros canales de flotación, para poder pasar las cerezas a un segundo canal de flotación para que la selección sea realizada a mano y así asegurar la eliminación de las cerezas dañadas, poco maduras y demasiado maduras.
Una vez clasificadas, se despulpan dentro de las 6 horas posteriores a la entrega y durante este proceso la cereza se separa en alta y baja calidad por densidad en una pulpadora Mackinon de 3 discos equipada con un disco de separación adicional. El café luego se fermenta en agua de una corriente cercana durante 10-12 horas, dependiendo de la temperatura ambiente. Cada tanque de fermentación tiene un letrero donde se menciona: el nombre de la estación de lavado, la fecha de compra de la cereza, el grado del grano y el momento en el que comenzó la fermentación. Los agrónomos entrenados revisan los granos a mano regularmente para garantizar que la fermentación se detenga en el momento perfecto.
Complementada la fermentación, el café pasa por los canales de lavado y clasificación. A medida que los granos fluyen, las barras de madera que se colocan a través del canal evitan que los granos de densidades específicas pasen. Después del lavado, los granos con pergamino se vierten en bandejas de madera o bolsas de nylon para ser llevados a las mesas de secado, cada uno en su grupo de calidad separado.
Los granos se transportan entonces, a las mesas de secado donde se secarán lentamente durante 2-3 semanas y se irán retirando los granos que hayan quedado dañados. El pergamino se deja secar desde el amanecer hasta el atardecer y se cubre con una sábana durante la noche o cuando llueve.
Cuando el café llega a un 11% de humedad es retirado, se almacena y luego es enviado a Budeca: el beneficio seco más grande de Burundi. El café es trillado y luego se clasifica a mano por un equipo de recolectores manuales que observan de cerca cada grano para garantizar cero defectos. Se necesita un equipo de dos recolectores de mano al día para poder revisar una sola bolsa. La iluminación UV también se usa para la separación de los granos defectuosos.

NOTA DE CATA
Fragancia muy dulce a castaña, naranja y bergamota. Aroma a moniato y marrón glacé. Sabor a miel, moniato y castaña asada. Cuerpo sedoso.
ORIGEN
Aunque Burundi sea una nación sin litoral, este bordea el gigante Lago Tanganyika y sus exuberantes colinas proporcionan el terruño perfecto para el cultivo del café. El PIB de Burundi depende casi exclusivamente de su exportación, pero sólo recientemente ha sido reconocido como un país que puede producir y exportar la misma calidad que su vecino al norte, Ruanda.

Prácticamente todos los cafés son cultivados orgánicamente, ya que los agricultores locales no están (o no pueden) invirtiendo en fertilizantes químicos. En este momento ponen sus esfuerzos en equipos y control de calidad estrictos para el beneficio de las cerezas, así como la producción de café sostenible y respetuosa con el medio ambiente.

Kayanza es una de las regiones de Burundi con la mejor reputación de cultivo de café. Las fincas de café se encuentran en las tierras altas, donde los suelos son ricos y volcánicos. Pero las condiciones de cultivo óptimas por sí solas no son suficientes para producir cafés de alta calidad. Para lograr un café superior, es esencial contar con un gerente en la estación de lavado, especializado y dedicado. Supervisan la implementación de buenas prácticas económicas y la educación de los caficultores y colaboran con los productores para garantizar que tengan acceso a las herramientas necesarias.