A principios de los años sesenta del pasado siglo, la Organización Internacional del Café (ICO) instituyó un código identificativo para cada país exportador que, seguido del código de exportador y del número de embarque, se estampa desde entonces en cada saco de café. Como pequeño homenaje a la historia del saco de café, Cafés El Magnífico quiere contribuir perpetuando esta ya tradicional numeración.
Café Pulcal
Guatemala
11
Carmona
Maria del Socorro Ester Zelaya Aguirre
Antigua
Sacatepéquez 
1.500 – 1.800 msnm
Bourbon rojo y amarillo
Lavado

Café Pulcal

Desde 10,00 a 20,00

Limpiar
LA FINCA
El abuelo de la actual propietaria adquirió la finca en 1910 y realizó su primera exportación en 1918. María Zelaya, tercera generación, dirige la heredad familiar desde 1959.

La finca, de reconocido prestigio, cultiva sus cafetos de forma muy tradicional. Un devastador ataque de roya en 2012 hizo que Doña María realizara los cambios necesarios en la gestión agrícola para vencer la enfermedad. Con la ayuda de Luís Pedro y Ricardo Zelaya empezó a trabajar en la renovación del tejido, nutrición y control de plagas. Estos esfuerzos han dado como resultado mejores rendimientos, plantas más vigorosas y sanas, y, sobretodo, ha vuelto la excelente calidad de café que esta familia ha entregado a tostadores especializados de todo el mundo cosecha tras cosecha.

Pulcal ha sido finalista del Cup of Excelence en los años 2002, 2006, 2009, 2010 y 2011.
BENEFICIO
Las cerezas son cosechadas entre diciembre y abril pero su auge se da entre finales de febrero a principios de marzo.

El café Pulcal, que lleva el nombre de su estación de lavado, es procesado y lavado de la manera más tradicional, usando agua cristalina de manantial de las montañas. A continuación el pergamino es puesto a secar en patios al sol.
NOTA DE CATA
Fragancia dulce y elegante a frutos secos. Aroma dulcísimo, fruta golosa y nutella. Jugoso, claro, notas a frutas negras como ciruela y frutos secos. Muy limpio, muy dulce e intensidad mediana.
ORIGEN
La región de Antigua es rica en suelo volcánico, tiene baja humedad, mucho sol y noches frescas. Este valle está rodeado por tres volcanes: Agua, Fuego, y Acatenango. De vez en cuando, Fuego - uno de los tres volcanes activos de Guatemala - añade una fina capa fresca de cenizas ricas en minerales al suelo de Antigua. Esta pómez volcánica en el suelo favorece la retención de humedad, lo que ayuda a compensar la escasez de precipitaciones de la zona. La sombra es especialmente densa para proteger a los cafetos de las heladas ocasionales de la región.