A principios de los años sesenta del pasado siglo, la Organización Internacional del Café (ICO) instituyó un código identificativo para cada país exportador que, seguido del código de exportador y del número de embarque, se estampa desde entonces en cada saco de café. Como pequeño homenaje a la historia del saco de café, Cafés El Magnífico quiere contribuir perpetuando esta ya tradicional numeración.
Café Gatomboya
Kenia
37
Gatomboya Factory
Barichu Cooperative Society, 600 caficultores.
Nyeri
Sur de Monte Kenia.
1.700 – 1.800 msnm
SL 28 y SL 34
Lavado y secado al sol

Café Gatomboya

Desde 12,00 a 48,00

Limpiar
LA FINCA
Certificación: 4C y FLO – Comercio Justo
ESTACIÓN DE LAVADO y COOPERATIVA
Este lote fue procesado en la Estación de Lavado Gatomboya, después de la cosecha (entre octubre y diciembre) en las pequeñas parcelas familiares de unos 600 miembros de la Sociedad Cooperativa Barichu. Aquí el típico caficultor cuenta más bien sus cafetos que el tamaño de su tierra; la mayoría posee una media de sólo 250 árboles por finca y como grupo producen sólo un contenedor de 20.000kg de café verde por temporada.
La Cooperativa tiene más de 4.000 pequeños agricultores registrados que entregan sus cerezas a una de las cuatro estaciones de lavado de la cooperativa: Karatina, Karindundu, Gaturiri y Gatomboya.
Gatomboya es una palabra tomada del dialecto local kikuyu que significa "pantano", lo que indica la presencia de una fuente de agua cerca - de hecho, el café es fermentado y lavado con agua del río Gatomboya.
BENEFICIO
Kenia lleva más de 90 años de experiencia desarrollando el método de lavado que elimina del grano sus capas protectoras externas a través de 11 operaciones independientes. Este país ha dominado esta técnica que convierte aproximadamente 6,5 kg de cerezas rojas en 1 kg de café pergamino. Influyendo decisivamente sobre la claridad y el aroma de los mejores cafés keniatas.
En los beneficios húmedos las cerezas son despulpadas y pasan por dos fermentaciones de aproximadamente 24 horas. Después de la fermentación, el café se sumerge en tanques llenos de agua y lavados posteriormente en canales. Todavía en el proceso de lavado, el café se clasifica en P1 (pergamino más pesado), P2 y ligeros (flotadores); cualquier cereza restante se retira y se procesa por separado.
NOTA DE CATA
Fragancia a tomate frito, dulce y floral. Muchísimo cuerpo, grande y suculento. Acidez de cola y piña, frutos negros, limpio y intenso.
ORIGEN
Si bien la planta del café fue introducida en Kenia desde Arabia por misioneros católicos hacia 1896, no fue hasta principios del siglo XX que la caficultura toma un fuerte auge en lo que entonces era colonia británica.
Kenia es hoy uno de los orígenes cafeteros más respetados y admirados. Esto es debido no solo a una combinación de un suelo rojizo y fértil de origen volcánico, un clima moderado, luz ecuatorial y cultivares de arábica autóctonos del país (SL28, es el más conocido y utilizado), sino también por una incesante investigación sobre caficultura, una excelente organización de pequeños productores organizados en cooperativas que buscan la excelencia y sobretodo que cada pequeño lote de café verde se venda de forma individual en las subastas de Nairobi de forma que cada uno de ellos alcancen por su calidad el precio que merecen.
Las pujas en las subastas son un extraordinario mecanismo para hacer sobresalir la calidad de forma que tanto el que la produce queda recompensado como el tostador que la busca puede adquirirla.
Dentro de un triángulo formado por el monte Kenia, Nairobi y Machakos, se encuentra la región keniana del 'Oro Negro'. Algunos de los mejores cafés del mundo crecen aquí y representan aproximadamente el 85% o más de la cosecha anual de café del país. La otra parte se encuentra en el oeste de Kenia, en el valle del Rift y en la zona de Taita.
Los inicios de la caficultura en Kenia, a principios del siglo XX, quedaron inmortalizados en la memoria de Isak Dinesen en su célebre libro “Memorias de África”.