A principios de los años sesenta del pasado siglo, la Organización Internacional del Café (ICO) instituyó un código identificativo para cada país exportador que, seguido del código de exportador y del número de embarque, se estampa desde entonces en cada saco de café. Como pequeño homenaje a la historia del saco de café, Cafés El Magnífico quiere contribuir perpetuando esta ya tradicional numeración.
Café Kanzu
Ruanda
28
Kanzu ( Estación de Lavado)
Kanzu ( Estación de Lavado)
Lago Kivu
Nyamasheke
1.800 a 2.100 msnm
Bourbon rojo y Jackson
Lavado

Café Kanzu

Desde 10,00 a 40,00

Limpiar
COSTE DE UNA TAZA DE CAFÉ EN CASA
¿Sabes lo que te cuesta un café de calidad preparado en casa?
Utilizando 8 grs. (medida habitual) bebe una taza de este extraordinario café por 0,32 €.
LA FINCA
La estación de lavado Kanzu está situada en la provincia occidental de Nyamasheke, al pie del lago Kivu y a pocos pasos del parque nacional de Nyungwe. Kanzu emplea 50 hombres y mujeres durante la temporada baja. En 2007, Kanzu fue uno de los finalistas de la Golden Cup del Rwanda y recibió un premio durante la Cup of Excellence de 2008.

La población local vive principalmente de la agricultura: en parte con los cultivos de subsistencia como guisantes, yuca y plátanos, de otra parte con un cultivo de renta como el café. La temporada del café del Ruanda se extiende de Marzo a Julio, pero la mejor cosecha es la que se hace de Mayo a Junio.

El objetivo a largo plazo de la estación de lavado es aumentar la producción de café con la formación de los caficultores y desarrollar los "segundos pagos", comprometidos con la calidad de los cafés. Desde este año, seminarios de buenas prácticas agrícolas están organizadas a lo largo de todo el año, así como la distribución de fertilizantes a los agricultores que colaboran con la estación vendiendo sus cerezas.

BENEFICIO
Tras su llegada a la estación de lavado, las cerezas son inmediatamente despulpadas y puestas en proceso de fermentación seca por 16 o 18 horas. Luego el mucílago restante se elimina por lavado y remojo. Por fin, los pergaminos están puestos sobre camas africanas para el secado, lo que asegura una circulación del aire óptima. Las aguas usadas durante el proceso de lavado del café están integralmente tratadas con micro organismos con el fin de asegurar los recursos locales en agua para la comunidad vecina.

Una vez se ha completado este proceso los granos son finalmente secados al sol en camas africanas altas por aproximadamente dos semanas. Durante este periodo los granos serán movidos y revueltos varias veces al día para asegurar que el secado sea parejo.
Por último, el café con entre un 11 a 12% de humedad, se almacena en pergamino, se separa y etiqueta cuidadosamente por lotes, productor y fechas de cosecha. Una vez listo para exportación, se transporta a Kigali para el trillado, empaque y carga en el contenedor.
NOTA DE CATA
Fragancia a tamarindo, dulce, punzante, chocolate con leche y uva. Aroma muy perfumado a jazmín, limón y praliné. Dulce, redondo y equilibrado.
ORIGEN
Introducido en 1904 por misioneros alemanes, el café en Ruanda tiene una historia importante. Allí, el clima, la altitud y la preeminencia de la variedad Bourbon le otorgan unas cualidades en taza inigualables.

A principio de la década de los 90 era su producto de exportación más lucrativo: salían del país unas 45 mil toneladas que daban sustento a muchísimos pequeños agricultores. En 1994, un tremendo genocidio acabó con las vidas de casi un millón de personas y destruyó la economía de Ruanda al eliminar gran parte del conocimiento especializado necesario para cultivar y exportar con éxito.
Hoy, este país produce menos de la mitad de café que exportó en 1990. Sin embargo, pese a los trágicos acontecimientos que han sacudido su historia reciente, Ruanda conserva su enorme potencial en el sector del café.

Con el fin de reconstruir las instituciones agrícolas, la capacidad de producción y el capital humano, se ha diseñado en el año 2000 el Plan de Ayuda PEARL (The Partnership for Enhancing Agriculture in Rwanda through Linkages). Así, los pequeños caficultores pueden vender directamente a los expertos compradores de estos cafés especiales recibiendo altos precios por su excepcional producto.

Hoy aproximadamente 420.000 personas están relacionadas directa o indirectamente a la industria del café. Los precios del café de calidad son más estables que los precios del café comercial, con lo cual se ha mejorado la calidad de vida de muchos caficultores y sus familias. Además, el café también aporta a la reconciliación de las etnias principales: Hutus y Tutsis; ya que los hemos visto trabajando juntos, hombro con hombro, para producir más y mejor café.