A principios de los años sesenta del pasado siglo, la Organización Internacional del Café (ICO) instituyó un código identificativo para cada país exportador que, seguido del código de exportador y del número de embarque, se estampa desde entonces en cada saco de café. Como pequeño homenaje a la historia del saco de café, Cafés El Magnífico quiere contribuir perpetuando esta ya tradicional numeración.
Café EL ROBLE
Cafés Excepcionales
El Roble
Jairo & Edilberto López
Quindío
Pijao
1.550 msnm
Java
No Lavado

Café EL ROBLE

Desde 10,00 a 80,00

Limpiar
LA FINCA
Hace cinco años, el señor Jairo López recibió semillas de café de Cenicafe - Centro Nacional de Investigaciones de Café. Esto no fue no sólo el nacimiento de la variedad de Java Colombiano, sino que también fue el primer lote de beneficio natural de la Finca El Roble.
Desde hace 64 años, El Roble está a cargo de la familia de Jairo López. La finca está situada a 1.550 msnm en la localidad de Pijao, departamento de Quindío. La economía del Quindío se basa en la agricultura especialmente en el café, la caña de azúcar, el lulo y la mora y algunas plantaciones de pino en las montañas.
El varietal Java:
Originalmente este varietal es parte de una colección de semillas que fue recolectada a partir de cafetos silvestres en Etiopía. Las semillas fueron enviadas a Indonesia en 1928 y sometidas a una primera selección y, a su vez, bautizada como 'Java'. La variedad Java fue luego enviada a Camerún donde fue seleccionada por su tolerancia a enfermedades y por su vigor.
Java fue identificado originalmente como una selección de Typica. Las huellas genéticas de los marcadores moleculares han revelado posteriormente que Java es una selección de una población de la etnia etíope llamada Abisinia. La variedad fue luego introducida en Costa Rica (CIRAD) en 1991 y distribuida a través del programa PROMECAFE.
El varietal ganó notoriedad cuando consiguió segundo lugar en la Taza de Excelencia de Nicaragua en 2008.
De cerezas y semillas alargadas, el Java representa una alternativa interesante al Geisha, con alta calidad en taza pero más resistente para los pequeños agricultores ya que tiene mejor tolerancia a la roya y otras enfermedades.
BENEFICIO
Sólo cerezas rojas y maduras han sido manualmente recogidas para este lote. Fueron expuestas a fermentación aeróbica durante 15 horas y luego llevadas al beneficio la Pradera para su secado. Durante los 20 - 25 días de exposición solar el café fue recogido, apilado y cubierto durante la noche para mantener la misma temperatura durante todo su proceso. Después de alcanzar el nivel óptimo de humedad (12%), se almacenó y luego se envasó en bolsas grain pro.
A medida en que la cereza se seca, se convierte en una "fruta seca" donde los azúcares y los sabores son más pronunciados como en los orejones. Normalmente, este proceso le da al café notas más dulces, un sabor fuerte de frutas y azúcares, es más cítrico pero al mismo tiempo muy redondeado, eso se da debido a la migración de azúcar de la pulpa a los granos.
NOTA DE CATA
Fragancia a proceso natural muy agradable como fruta tropical y vino. Aroma extraordinario. Sabores a uva y cereza, muy sedoso.
ORIGEN
En el Eje Cafetero de Colombia se ve cafetales y más cafetales, alineados y pegados unos a otros en una panorámica en cinemascope jaspeada por platanares. En sus montañas remotas se respira café, se recolecta café, se lava, se seca, se sufre, se disfruta, se sueña y se venera. Igual que a un bebé, se le pasea al sol durante el día y se le tapa de noche.
Las condiciones climáticas (8°C a 24°C), geográfica (selva tropical andina) y su región geológica, determinan la producción de café de alta calidad, con periodos de cosecha relativamente cortos. Los agricultores de la zona han desarrollado técnicas para el cultivo, cosecha y beneficio del grano, y han conservado esta forma tradicional de procesamiento a pesar de las nuevas técnicas de industrialización agrícola masivas.