A principios de los años sesenta del pasado siglo, la Organización Internacional del Café (ICO) instituyó un código identificativo para cada país exportador que, seguido del código de exportador y del número de embarque, se estampa desde entonces en cada saco de café. Como pequeño homenaje a la historia del saco de café, Cafés El Magnífico quiere contribuir perpetuando esta ya tradicional numeración.
Café BLUE BATAK
Indonesia
15
3.500 pequeños caficultores
3.500 pequeños caficultores
Kabupaten de Humbang Hasundatun
Comunidades de Lintong Nihuta, Dolok Sanggul y Onang Ganjang
1.550 – 1.650 msnm
Catimor (70%), Typica (25%), Bourbon (5%)
Semi-lavado (wet hulled) | SUELO: Ácido, rico en materia orgánica.
0,26 €. | taza.

Café BLUE BATAK

Desde 8,00 a 32,00

Limpiar
COSTE DE UNA TAZA DE CAFÉ EN CASA
¿Sabes lo que te cuesta un café de calidad preparado en casa?
Utilizando 8 grs. (medida habitual) bebe una taza de este extraordinario café por 0,26 €.
LA FINCA
Blue Batak recibe su nombre de la tribu indígena de los Batak que cultivan café en el norte de Sumatra, en la provincia de Humbang Hasundatun. Los agricultores de las comunidades de Lintong Nihuta, Dolok Sanggul y Onang Ganjang proveen principalmente café Blue Batak. Cada uno de los 3.500 caficultores produce cerca de 4 a 5 sacos de café al año en sus pequeños terruños de 0.5 a 1ha con alrededor de 500 a 1.000 cafetos sembrados.
La mayor parte de la topografía local es plana a una altitud entre 1.550 y 1.650 msnm. Los suelos son ácidos, con fertilidad media y ricos en materia orgánica. Los cafetos están sembrados principalmente bajo sol con alguna sombra de Eryantha sp. La mayoría de las prácticas de deshierbe son realizadas por azada y a mano y, en general, la mayoría de los agricultores aplican abono una o dos veces al año. El abono, producido según sus propios sistemas, incluye estiércol de búfalo o cerdo mezclados con pulpa de café y maleza.
El café es cosechado a mano y beneficiado con el sistema Wet Hulled o en la lengua local “Giling Basah”.
BENEFICIO
El beneficiado en Indonesia, y más concretamente en las islas de Sumatra y Sulawesi es único y muy arraigado en la cultura local. Esta, llamémosla variación, confiere a los cafés de estas islas un carácter distintivo por el que son mundialmente conocidos. Un proceso arriesgado por el potencial de generar aromas defectuosos de tierra húmeda o moho pero que en los mejores lotes ofrece perfiles únicos, con gran densidad, poca acidez y aromas que no se encuentran en otros métodos.
Después de la cosecha, las cerezas son despulpadas manualmente y los granos cargados con su mucílago todavía muy húmedos son fermentados durante una noche (10 a 12 hrs) en bolsas de plástico o cestas de mimbre y posteriormente lavados a mano con agua limpia. A continuación se ponen a secar hasta alcanzar niveles de humedad de 20% a 40% y aquí está la variación, en este punto se le retira el pergamino y se pasa a secar los granos al sol hasta que finalmente alcancen entre el 12% - 13% de contenido de humedad. Para los mejores lotes los granos son clasificados por tamaño y peso además de pasar por una selección manual.


NOTA DE CATA
Fragancia caldosa, resina de pino, pimienta negra e higos secos. Aroma a pastel de navidad. Cuerpo untuoso, baja acidez, notas a frutos negros secos, caramelo y un final dulce a palo de regaliz.
ORIGEN
Los cafés de Sumatra capturan la esencia de la jungla salvaje de esta isla tropical de Indonesia. Catamos Sumatra tras Sumatra para encontrar este perfil complejo, herbáceo y vegetal, cedro dulce. Una Los cafés de Sumatra capturan la esencia de la jungla salvaje de esta isla tropical de Indonesia. Catamos Sumatra tras Sumatra para encontrar este perfil complejo, herbáceo y vegetal, cedro dulce. Una bebida corpulenta que exhibe baja acidez con un toque especiado y de bosque húmedo. Un gran Sumatra es cremoso, dulce, con un toque de mantequilla, especias, y el olor a setas (ceps/ porcini).
Sus granos tienen un color verde-azulado oscuro hermoso que se asemeja al jade.
Las cerezas son cosechadas a mano, y vienen en lotes que han pasado por una, dos o hasta tres clasificaciones. Puesto que son procesados en seco y a menudo se dejan secar sobre la tierra en pequeños pueblos, la clasificación del café es esencial para sacar los palos y piedras que los granos inevitablemente adquieren, aunque la clasificación triple no mejora necesariamente la calidad de la taza si el beneficio se no se ha ejecutado correctamente.